El búho es el símbolo de lo femenino, la luna y la noche. Está simbólicamente asociado con la clarividencia, la proyección y el astral. En muchas culturas el búho es un símbolo de la sabiduría. Esto se debe a que puede ver lo que otros no pueden, sin dejarse engañar; es la esencia de la verdadera sabiduría. Atenea la diosa griega de la sabiduría, tenía como compañero un búho que manifestaba la verdad que ella no veía.

 

Material: Laminado en plata de ley S.925 

Medida: 20 mm

Incluye cadena inoxidable

Manual con información espiritual e instrucciones de uso

Bolsa de Terciopelo

 

Llamador de Ángeles Búho Imperial

$55.000,00Precio
Color
  • Nuestros envíos se realizarán a través de Servientrega, la recepción del producto será en un plazo de 1-3 días hábiles en Colombia a ciudades, de 1-4 hábiles en Colombia Trayectos especiales (Municipios) y de 7 a 15 días hábiles para envíos internacionales a latinoamérica por medio de DHL - UPS.

  • ¿Cómo activar mi llamador de ángeles?

    A partir de que el llamador esté en tus manos, le darás la intención a tu llamador, ten en cuenta que cuando quieras puedes darle una nueva intención, por ejemplo, hoy puedes programarlo para que te ayude a sentir acompañado y sin tristeza, luego puedes programarlo para que te ayude a encontrar paz interior. Deja que sea tu sentimiento el que decida qué pedir para sentirte mejor.

    Debes de buscar un lugar tranquilo e íntimo donde están tu y tu llamador, que te sientas a gusto con el espacio. Después y con los ojos cerrados, mantén  una respiración profunda y serena que te transmiten paz y armonía, tomas el llamador de ángeles con tu mano izquierda y lo pones al frente de tu chakra plexo solar (cerca a la boca del estómago) y sujeta tu llamador de ángeles con tu mano derecha.

    Con los ojos cerrados dices tu nombre completo mientras haces sonar la joya, agitándolo suavemente. Sigue respirando profundo y une tus manos a la altura del corazón, manteniendo el llamador entre las palmas, haz una pequeña oración donde le expreses a Dios y a tu ángel lo que te da fortaleza y tus debilidades y mientras agitas a tu joya lo invitas a estar a tu lado y que ese objeto sea muestra del amor y anhelo de conexión entre ambos con el fin de que el sonido lo haga entender de su dulce y fuerte compañía.